Polietileno 

El polietileno (PC) es uno de los plásticos más utilizados en el mundo por sus atractivas características y bajo coste. Se trata de un material que ofrece una gran resistencia a la abrasión, al desgaste y a los agentes químicos. Y al mismo tiempo es muy utilizado en aplicaciones industriales por su bajo coeficiente de fricción y por su resistencia a los impactos. También destaca como aislante eléctrico y por ser 100% reciclable. Al igual que el PETG, se utiliza para aplicaciones que requieran el contacto con los alimentos al ser fisiológicamente inerte y estar aceptado por las normas en materia alimentaria de la UE Directiva Europea 92/93 EEC).

En Muchoplastico.com ponemos a tu disposición planchas de PETG en todo tipo de grosores. Dispones de medidas estandarizadas (DinA3, DinA4,  DinA5…) así como la opción de cortar tus plásticos a medida. 

 

MÁS INFORMACIÓN SOBRE POLIETILENO

El polietileno es, químicamente, inerte. Es un material blanco y traslúcido, tenaz y flexible a temperatura ordinaria. Por otra parte, el PC puede convertirse en una sustancia antibacterias, antioxidante o ignífuga, a partir de diversos aditivos. Tiene muy poca permeabilidad. Es muy resistente a la acción del ácido y de los álcalis acuosos, de las disoluciones salinas y del agua hirviendo, pero le atacan los ácidos fuertes. Presenta buenas propiedades mecánicas y una altísima resiliencia (resistencia a la rotura por choque).

 

Por lo tanto, tiene una gran resistencia a la abrasión, al desgaste y a los agentes químicos. Todo esto hace que sea muy utilizado en aplicaciones industriales gracias a su bajo coeficiente de fricción, por su resistencia a los impactos y fácil mecanización. Otra de sus características más importantes es que es aislante eléctrico.

 

Ser fisiológicamente inerte lo capacita para aplicaciones que requieran el contacto con los alimentos. Además, está aceptado por las normas en materia alimentaria de la Unión Europea (Directiva Europea 92/93 EEC).

 

Dado que es difícil pegarlo, se emplea calor para soldarlo. Además, repele cualquier material, por lo que no es aconsejable pintar o imprimir sobre él, excepto con material especial para ello. Puede cortarse con tijeras o cúter, termoformarse y pegarse con colas especiales para este plástico.

 

El polietileno puede ser de dos tipos: de baja y media densidad y de alta densidad. El primero es flexible, trabajable y moldeable con facilidad, mientras que el segundo es más resistente.

 

Propiedades del polietileno

Entre las ventajas y los beneficios del polietileno cabe citar que es muy ligero, de forma que flota en el agua; y es, por ello, fácil de transportar y manipular. El polietileno no se oxida ni se corroe, así que tiene una larga vida útil; y, además, es reciclable, y se puede unir con distintos métodos.

 

Presenta una estructura celular cerrada y regular, con una superficie fina y de alta calidad en ambas caras. Posee una gran elasticidad. Es ecológico y, químicamente, neutro. Permanece estable en una amplia gama de temperaturas. Tiene una mínima o nula absorción de agua, con alta resistencia a la permeabilidad de los gases y los ataques de sustancias químicas. También es resistente al ozono.

 

Es un material traslúcido e inodoro, resiste a la tracción, al alargamiento, a la compresión y a la deformación. Supone un buen aislante, ya que tiene una baja conductividad térmica y eléctrica, y también es un buen aislante acústico.

Finalmente, puede estar en contacto con alimentos sin presentar riesgo para el consumidor. Además, cumple la Directiva Europea 92/93 EEC.

 

Aplicaciones del polietileno

 

Cables de polietileno

Como aislante para los cables submarinos, la escasa permitividad y la resistencia al agua son de especial utilidad. Muchos otros tipos de cables para usos militares y civiles han empleado también el polietileno como aislante. Más recientemente, otra salida importante se ha encontrado en la construcción de cables en los cuales el polímero se usa no como aislante eléctrico, sino como envoltura exterior. En este caso puede considerarse como sustitutivo del plomo.

 

Envases, vasijas y tubos de polietileno

El polietileno se usa muchos en forma de  botellas, vasos y otros recipientes, tanto en la industria para la manipulación de materias corrosivas como en el hogar para diversos líquidos. Se utiliza también en frascos lavadores de laboratorio y en frascos para la pulverización de cosméticos así como en cierres de diversos tipos.

 

Los tubos de pared gruesa se usan para el transporte de agua, especialmente en las granjas y en las minas, donde la facilidad para colocar las tuberías, la resistencia a las condiciones corrosivas del suelo y el poco peso son factores importantes.

 

Película de polietileno

La película de polietileno en un espesor de 0,025-0,250 mm absorbe una proporción elevada de la producción total de este material para la protección de objetos metálicos, equipo eléctrico, piezas grandes de maquinaria y vehículos, para evitar su deterioro a consecuencia de la humedad.

 

Se puede usar también para empaquetar ciertos productos alimenticios, y en este caso la transparencia, la tenacidad y la resistencia al desgarramiento son las cualidades importantes.

 

Instalaciones químicas de polietileno

El polietileno se usa también para la construcción de instalaciones químicas en las cuales se necesita cierta resistencia a los productos químicos.

 

 

PRODUCTOS RECOMENDADOS EN POLIETILENO

 

Plancha de polietileno blanco

Este material es blanco, originalmente, y la plancha de polietileno blanco es un producto que ofrece numerosas prestaciones. Su resistencia al desgaste y a los agentes químicos y su dureza lo convierten en un material destacable. Otra de sus propiedades es que soporta variaciones térmicas y temperaturas bajas sin sufrir alteraciones. Por otro lado, presenta una gran resistencia a los impactos y tiene un buen comportamiento mecánico. Su empleo está muy extendido dentro de la industria alimentaria, puesto que cumple la normativa en dicha materia. El polietileno blanco es también adecuado para usos en los que se necesite estanqueidad.

 

Plancha de polietileno negro

El atractivo del material reside en la unión de una gran resistencia a los elementos químicos y su impermeabilidad. Además, se caracteriza por no ser conductor ni de la electricidad ni de la temperatura. Estas propiedades lo convierten en un material perfecto para emplearlo como aislante. A esto hay que añadir su gran ligereza, lo que supone una ventaja para manipularlo con facilidad en cualquier situación. Como es un material que no tiene olor, es discreto y agradable. Aunque su color original es el blanco, existe el producto en negro, de manera que es posible elegir el color que más convenga.

 

Para su manipulación, dependiendo del grosor, puede cortarse con cúter, tijeras o sierra de calar. Puede pegarse con las colas específicas, doblarse, termoformarse, troquelarse e imprimirse; y, por último, puede unirse a otros materiales mediante adhesivos o tornillos y remaches.

 

En la Muchoplastico.com podrás encontrar planchas de polietileno en todo tipo de grosores y  medidas estandarizadas, pero también existe la posibilidad de cortar los polímeros a la medida oportuna.

El blanco es el color original del polietileno, un material que ofrece numerosas prestaciones. Destaca por su resistencia al desgaste, a los agentes químicos y por su dureza. Es también un buen aislante y capaz de soportar bajas temperaturas y cambios térmicos sin alterarse. Y al mismo tiempo, es muy resistente a los impactos y con un buen comportamiento...

Desde
1,18 €

El polietileno combina una gran resistencia a los elementos químicos con su impermeabilidad. Asimismo, destaca por ser un no conductor tanto a la electricidad como a la temperatura. Todo ello lo convierte en una solución perfecta para soluciones aislantes. Además, tiene la ventaja de su gran ligereza, para poder manipularlo fácilmente en cualquier...

Desde
1,18 €
Mostrar 1 - 2 de 2 elementos

Arriba